divendres, 22 de setembre de 2017

El forense Paco Etxeberria da a conocer el mapa de las fosas del franquismo


http://www.eitb.eus/es/noticias/politica/videos/detalle/5077115/el-forense-paco-etxeberria-da-conocer-mapa-fosas-franquismo/


Mute
Loaded: 0%
Progress: 0%
Remaining Time-0:29

CURSOS UPV/EHU

El forense Paco Etxeberria da a conocer el mapa de las fosas del franquismo
13/09/2017
En total, hay casi 2.500 incorporadas. También 480 localizadas, pero aún no intervenidas y 250 desaparecidas.

Hoy 16 de Septiembre hace 81 años que Ronda fue atacada, agredida y asesinada por el fascismo con toda la fuerza de parte del ejército rebelde a la órdenes de Franco y Queipo de Llano. Francisco Pimentel



MEMORIA / 16 de Septiembre

(Publicado en Ronda Semanal el Sábado 16.09.2017)

Hoy 16 de Septiembre hace 81 años que Ronda fue atacada, agredida y asesinada por el fascismo con toda la fuerza de parte del ejército rebelde a la órdenes de Franco y Queipo de Llano, más los legionarios de Millán Astray, más los moros de Ben Mizzian, más los fascistas de Mussolini y los nazis de Hitler con sus aviones y bombas.

Hace unos días le comentaba a nuestro amigo Pablo Agüayo que de esa fecha se encuentran escasísimos documentos. Yo tengo testimonios orales, siendo los principales de mi abuela y mi padre, que vivieron trágicamente aquellos acontecimientos en primera persona y de los que recibí mucha información y herencia de sufrimientos. De este mismo día 16 de Septiembre del 1936 he encontrado documentos de 3 muertos por bombas de aviación, 11 muertos defendiendo Ronda y 2 heridos por la misma causa. Pablo Agüayo me comentaba que algunos investigadores cifran en 59 los fusilados de aquel o aquellos días pero le dije que mi opinión es que no creo que esa cifra sea correcta. Suposición basada en los comentarios de gente que vio como mataban a todo el que andaba por la calle. Y en referencia a la parte de Raquel Zugasti en el libro “Objetivo Ronda” le decía que su trabajo no era educadamente calificable.
Me han comentado algunos testigos que a los que mataron entre esas dos fechas los echaron en una fosa por donde el antiguo cementerio de la dehesa. Pero hasta ahora no he podido confirmar el sitio exacto. Ha habido muchos cambios y es confuso el lugar. No obstante seguimos indagando a pesar de la labor de obstrucción que el fascismo sigue haciendo para que no sepamos la verdad. Estuve hablando con Francisco Espinosa que me dio su parecer y le hice partícipe del mío que era que esos equivocados-falsos datos del libro formaban ahora parte de la confusión creada sobre la verdad de lo que ocurrió.
El fascismo siempre se ha disfrazado desde la más remota antigüedad, como fue el caso de Esparta, y ahora se reviste de demócrata de toda la vida y se pone cualquier etiqueta de cualquier partido político, filosofía o credo religioso con tal de seguir con su milenaria dominación de nuestros pueblos. Mucho he hablado sobre el fascismo en general pero poco en concreto de los que llevaron a cabo las acciones agresivas contra Ronda, aunque todo el mundo sabe, por lo menos los que lo vivieron o recibieron su herencia que Ronda fue atacada por tres columnas militares, que además de traer la muerte  también traían mucha miseria y enfermedades por cuya consecuencia enfermaron y murieron mucha gente. Entre ellos murió el prestigioso médico don Diego Vázquez y enfermó gravemente de tifus su enfermera que era mi madre.
Siendo joven, ella me contaba desapasionadamente porque al contrario de mi padre ella no tenía ni idea de política, las vivencias que tuvieron en su familia. Uno de esos relatos que me causó escalofríos y aún hoy me sigue produciendo dolor y miedo fue como uno de aquellos moros que Franco trajo intentó violar a una hermana suya que tenía entonces 12 años. Por suerte pudieron rescatarla a tiempo. Aquello sucedió porque, para quien no lo sepa, Franco daba libertad absoluta para robar o violar o lo que fuera durante varias horas o días a sus tropas cuando conquistaban un lugar.
En Ronda a los moros de Mohamed Ben Mizzian les permitió toda clase de tropelías y no solamente aquel nefasto 16 de Septiembre sino durante mucho tiempo después.
Francisco Pimentel 
Facebook: Memoria Histórica de Ronda




























Mañana comienzan las exhumaciones del vicepresidente de la Diputación de Soria y los maestros asesinados en Cobertelada.



La Asociación Recuerdo y Dignidad (ASRD) continúa con la campaña de recogida de fondos, que ya se acerca al mínimo necesario


Texto de la nota:

A las 9:00 de la mañana de mañana viernes 22 de septiembre de 2017 comenzarán las tareas de exhumación de los restos mortales de Abundio Andaluz Garrido, vicepresidente de la Diputación Provincial de Soria, asesinado por falangistas con la compañía de un sacerdote, según los testimonios y tal y como recoge el libro La represión en Soria durante la guerra civil.
Las tareas se prolongarán toda la mañana y serán llevadas a cabo por el equipo científico de la Fundación Aranzadi, bajo la dirección técnica del antropólogo forense Francisco Etxebarría.  La ubicación de la fosa fue localizada el pasado año gracias a las indicaciones de los vecinos de Calatañazor. Una gran cruz de piedras marca el lugar donde fue enterrado. Las piedras además de dignificar su enterramiento fueron colocadas para evitar que las alimañas desenterraran el cuerpo, debido a que se encuentra a poca profundidad debido a la dureza del terreno. Abundio Andaluz fue asesinado en la cuesta del Temeroso. Quedó mal herido y se arrastró más de un kilómetro en dirección sureste. Cuando lo encontró en el término de Calatañazor un pastor debido al olor que desprendía, Abundio había sido devorado, en parte, por los animales. Con la autorización del alcalde de Calatañazor, fue enterrado en el mismo lugar donde se le encontró.

Ubicación de la fosa de Calatañazor
Mañana viernes miembros de la ASRD y Aranzadi se darán cita a las 9:00 de la mañana en el paraje donde se encuentra el enterramiento ilegal. Para acceder a la fosa yendo desde Soria, una vez pasado el desvío a Calatañazor en la N-122 cambiar de sentido en el desvío a Rioseco a la izquierda y volver en dirección a Soria por la misma carretera. Tomar el primer camino de tierra a la derecha. En el cruce del camino girar a la izquierda. Allí se encontrará el aparcamiento y estará indicada la localización de la fosa.
Yendo dirección a Soria, tomar el camino de tierra que sale a la derecha después del segundo desvío a Rioseco y seguir las indicaciones anteriores.
La exhumación será pública




Abundio Andaluz
Abundio Andaluz Garrido nació el 29 de febrero de 1888 en Vinuesa, donde su padre era sacristán y organista. La familia se trasladó a Almazán en 1892 y consta que  el padre trabajó como alguacil del juzgado, así como de sacristán y organista. Con él iniciaría Abundio su aprendizaje musical, que perfeccionaría en Madrid, a la vez que cursaba sus estudios de Derecho.En Almazán ejerció de Procurador de los Tribunales, dirigió la Banda de Música y fue pianista del Casino. En 1920 consta su pertenencia, junto con su hermano menor, Jesús,  a la Junta Directiva del Partido Republicano de Almazán.
En septiembre de 1920 se traslada al Burgo de Osma,donde continúa con su trabajo de Procurador de los Tribunales, dirige el Orfeón Burgense y es delegado del Ayuntamiento en la Banda municipal. A partir de 1931 forma parte de los sucesivos Ayuntamientos como Concejal por el Partido Republicano Socialista Radical (que en 1934 se une con otros partidos de izquierda, formando Izquierda Republicana). Formó parte de la Diputación de Soria en tres de las cuatro comisiones gestoras como diputado por el Distrito del Burgo de Osma desde 1931 y en febrero de 1936 fue elegido Vicepresidente de la Diputación, cargo que desempeñaba en la fecha de su asesinato, en agosto de 1936.
En el plano musical, desplegó una intensa actividad en eventos religiosos, fiestas populares, procesiones de semana santa, corridas de toros, bailes, verbenas, obras de teatro, tanto al piano y al órgano, como a las batutas de la banda de Almazán y del Orfeón Burgense, al que dirigió en la serenata ofrecida el 20 de junio de 1925 al nuevo Obispo de Osma, por la que fue muy loado y felicitado.
Se casó en 1916 con Petra Ezequiel Vega y tuvieron seis hijos: Gloria, Abundio, Ángel, M. Carmen, M. Pilar y José Luis. Por la información recabada de las personas que lo conocieron, así como de la abundante información que hay sobre él en periódicos y boletines de la época, además de ser un hombre muy culto y preparado, tenía un hondo sentido de la justicia y era una persona de una bondad excepcional. Tanto en sus cargos políticos y profesionales, como en su vida privada defendió y luchó siempre por las personas más desfavorecidas, especialmente por la infancia.


Financiación
En los presupuestos de la Diputación para el año 2017 aparece una partida de 3.000€ para la exhumación del vicepresidente. La partida está pendiente de los trámites administrativos y servirá para sufragar los gastos de maquinaria, las pruebas genéticas, y el trasporte y manutención de los científicos de la Fundación Aranzadi.

La causa de Abundio Andaluz
El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción nº 1 de Soria sobreseía, el pasado mes de julio,  la causa interpuesta por la desaparición forzada del Vicepresidente de la Diputación Abundio Andaluz. Según el Auto emitido por la Magistrada-Juez, el Juzgado de Instrucción no es competente, ya que “a los hechos atinentes a la persona cuya desaparición forzosa se denuncia, les son de aplicación el protocolo de actuación en exhumaciones de víctimas de la guerra civil y la dictadura”. Ello pese a que “Los hechos que resultan de las anteriores actuaciones presentan características que hacen presumir la posible existencia de delito de delito (sic) de desaparición forzada de personas y homicidio, fundándose en el contexto de crímenes contra la humanidad.” También aludía a que el asesinato se produjo en la Cuesta del Temeroso y que “en principio la competencia territorial podría corresponder al Juzgado de Instrucción de El Burgo de Osma, y no a Soria” pero el cuerpo se halla en el Término Municipal de Calatañazor, perteneciente al Partido Judicial de Soria tal y como se explicaba en la denuncia ya que Abundio quedó malherido y se arrastró alejándose del lugar del crimen, siendo encontrado días después en el Término de Calatañazor en estado de descomposición y devorado en parte por las alimañas.
El Auto recogía también que el delito de asesinato habría prescrito tanto en el código penal de la II República, como en el actual código penal.
En sus Fundamentos de Derechos, se cita de igual manera el caso Scilingo. Aludiendo, en lo relativo a los crímenes de lesa humanidad, afirmando que dicho tipo penal no aparece en el  Código Penal de 1932.
La ASRD, en nombre de la familia, recurrió el Auto a la Audiencia Provincial. Desde la Asociación se recuerda que los delitos de lesa humanidad que incluyen la desaparición forzada son delitos continuados. Ya que, a día de hoy ninguna autoridad del Estado ha dado razón del paradero de esta persona hecha desaparecer por la fuerza y por tanto, a día de hoy, Don Abundio continúa desaparecido.
Es por eso que la familia ha tenido que recurrir a una asociación de voluntarios y que ésta ha puesto denuncia ante los Tribunales, como última salida. Se acude a la Justicia por los gravísimos tratos inhumanos recibidos por civiles, en una provincia en la que no hubo barricadas ni dos frentes. Familiares y víctimas del fascismo español siguen, 81 años después del golpe de estado,  desamparados por el Estado Español, que se niega, a su vez, a permitir que se juzgue a responsables de los crímenes en el exterior.
Actualmente, y tras seis informes de Naciones Unidas condenando la desatención y el abandono a las víctimas y la impunidad de los crímenes del fascismo español, España es uno de los pocos países en los que los criminales son legales y sus víctimas criminales. De ahí la necesidad de aplicar los preceptos de la Legislación Internacional (como subrayan los distintos organismos de la ONU) y no la legislación que perpetúa esta aberración.
El 31 de julio la Audiencia Provincial desestimaba el recurso al cierre de la causa interpuesto por la ASRD y actualmente se está preparando el recurso de amparo ante el Tribunal Constitucional.

La fosa de los maestros
A las 16:00 horas el equipo formado por miembros de la ASRD, la Fundación Aranzadi y voluntarios comenzará en Cobertelada las tareas de limpieza de la zona que rodea la fosa común para facilitar el trabajo de los científicos.

La financiación
La ASRD está llevando a cabo desde su web recuerdoydignidad.org una campaña para recoger fondos para poder llevar a cabo la financiación de la exhumación de los maestros. Se ha establecido el mínimo para poder pagar los gastos en 6.519 €. Las pruebas genéticas son lo que más eleva los gastos. Una muestra cuesta 500€ y hay que tomar una por cada desaparecido y otra por cada familiar. Situando el total, solo de las pruebas, en 6000 €. A día de hoy se han conseguido 4.147€

El comienzo
Hace 7 años recibíamos la solicitud de recuperación de los restos mortales del maestro de Cobertelada Eloy Serrano Forcén. Desde entonces, la Asociación soriana Recuerdo y Dignidad (AsRD) ha llevado a cabo las tareas de investigación, localización de la fosa clandestina con los restos mortales del desaparecido, recogida de testimonios, documentación, solicitud de permisos y denuncia. En una primera cata con excavadora sobre el terreno, dimos con la fosa común que, supuestamente, alberga los restos mortales de Eloy. Y el 22 de septiembre comenzaremos los trabajos de prospección de la zona, excavación y exhumación para posteriormente proceder a la identificación genética y devolución de los restos mortales en un homenaje público para su posterior reinhumación particular por parte de las familias.
Eloy Serrano, según los datos que tenemos provenientes de testimonios orales y de los escasos archivos que se pueden consultar, sería sacado de la cárcel de Almazán el 25 de agosto y asesinado esa misma tarde por falangistas en la cercana localidad de Cobertelada.
Junto a Eloy, fueron sacados de la cárcel y asesinados Victoriano Tarancón Paredes e Hipólito Olmo Fernández, ambos naturales de Barahona, y Elicio Gómez Borque, natural de Velilla de los Ajos, los cuatro maestros de la II República. Junto a ellos estaba el catedrático Francisco Romero Carrasco, nacido en Santa Marta, (Badajoz) y Martín Artola Morrás, natural y vecino de Ateca. Las familias de varios de ellos han reclamado ya sus restos a la AsRD.

Los maestros
Eloy Serrano Forcén nació en Rioseco de Soria y vivía en Cobertelada donde ejercía de maestro. Fue asesinado con 22 años. Según su expediente de prisiones, Eloy era Natural de Rioseco de Soria (Soria). Vecino de Cobertelada. Hijo de L. Pedro y Rosalía. Soltero. Tiene instrucción religiosa. Sin antecedentes. Detenido el 5 de agosto de 1936 con 22 años. Salida: Conducido (a práctica de diligencias) el 25 de agosto de 1936. Maestro nacional. Ordena el ingreso la Guardia Civil. Autoridad a cuya disposición queda: Comandante Militar de Soria. Suspenso de empleo y sueldo por el Rectorado de la Universidad de Zaragoza.
Eloy escribía en los periódicos sorianos La Voz de Soria y El Defensor Escolar, donde hacía lúcidas reflexiones, animaba a los pueblos a abrir escuelas y a los maestros a resistir en la dura Soria rural educando. Recuerda al maestro de La lengua de las mariposas en sus artículos.
Eloy era un maestro ejemplar y convencido republicano, y fue durísimamente atacado en los expedientes de depuración del magisterio. El cura (que después le sustituyó en la docencia) afirmaba que tenía una conducta deficientísima y deplorable en su aspecto religioso y profesional.
Dicha opinión dista mucho de la que hemos recogido en los testimonios a antiguos alumnos suyos. Los alumnos afirmaban que Eloy era cariñoso, no castigaba y decía las cosas muy bien. “Se te quedaba todo. Yo aprendí muy rápido a dividir. Y mucho”, nos relataba Basilisa a sus 91 años.”Como ese maestro no ha habido otro. De buena persona y de enseñar. Estaba adelantado”. Jesús no asistió a clase con él pero recuerda cuando a su hermano le daba clases Eloy: “en nuestra familia nunca nadie aprendimos tan bien como él”. Para su hermano Rufo la sentencia de Eloy fue un día del Corpus. Rufo acudía con Eloy a clase cuando se encontraron al alcalde y al cura. El cura dijo que los niños debían ir a misa, -“Primero a la escuela y después a misa”. “Eso le costó la vida tiempo después”
Otra tónica habitual que recuerdan los alumnos de varios de los Maestros de la República Sorianos eran las salidas al campo. Se producían cada jueves y marcaban mucho a los niños.
Hipólito Olmo Fernández nació en Barahona y vivía en Ajamil (La Rioja) donde era maestro. Tenía 43 años (que cumplió en la cárcel) cuando fue asesinado. Según el expediente penitenciario de la cárcel de Almazán Hipólito era natural de Baraona (Soria). Vecino de Ajamiel. Maestro de Ajamiel. Viudo de Dña. María Logroño Loranza, con hijos (Josefina y Carmen) Hijo de P. Manel y María. Tiene instrucción religiosa y no tiene antecedentes. Detenido el 3 de agosto de 1936 con 42 años. Salida: Conducido (a práctica de diligencias) el 25 de agosto de 1936. Maestro Nacional. Fue, como el resto de maestros de la fosa, suspendido de empleo y sueldo.
En su expediente de responsabilidades políticas se describe como “se embargan los bienes que se encuentran una vez abierto el domicilio con la llave que tiene la Guardia Civil. “
En dicho expediente se ve como se buscan recursos económicos o bienes de Hipólito por todas partes llegando Manuel Olmo, el padre de Hipólito, a escribir al juez, contándole que su hijo en las vacaciones veraniegas del 36 “vino a esta villa en unión de sus dos hijas ya mencionadas, el cual fue aprehendido a primeros del mes de agosto de dicho año, y en esta villa, al parecer por su ideología política…” y pidiéndole que se devuelvan elementos incautados que podían pertenecer a su nuera (ya fallecida) y a las nietas, incluyendo el “humilde vestuario de sus dos hijas”. Hasta el punto de necesitar esos vestidos llevaron a esa familia. Todo ello sin tener críticas especialmente duras en las entrevistas a  las fuerzas vivas de la época de la represión. El responsable de Falange escribe que “aunque verdaderamente se rozaba algo con las personas de izquierda, por eso no se le notó se mezclara en ningún asunto político ni social.”
Hipólito pertenecía a Izquierda Republicana
El expediente de Hipólito de separación del magisterio se incoó, como el del resto de maestros asesinados con él, después de ser asesinados.
Elicio Gómez Borque nació en Velilla de los Ajos. Vivía en La Seca, donde era maestro. En el momento de su asesinato contaba con 23 años.
En el expediente penitenciario de la cárcel de Almazán se recoge que era natural de Velilla de los Ajos (Soria). Vecino de La Seca. Soltero. Hijo de L. Casto y Apolonia. Tiene instrucción religiosa. Sin antecedentes. Detenido el 2 de agosto de 1936 con 23 años. Salida: Conducido (a práctica de diligencias) el 25 de agosto de 1936. Maestro. Autoridad a cuya disposición queda: Comandancia Militar de Soria.
En su expediente de depuración del magisterio se le inhabilita a perpetuidad, a pesar de que tanto el alcalde como el Comandante de la Guardia Civil y los vecinos afirmaban que su conducta personal, su actuación política y social en el pueblo y su actuación profesional eran buenas. Se le acusaba de no ir a misa y pertenecer a la FETE. Ambas afirmaciones eran ciertas.
Otra cosa fueron las declaraciones del cura párroco que le acusaba de marxista, propagandista del Frente Popular y que aplaudió el asesinato de Calvo Sotelo, contradiciéndose después al afirmar que, en los tres meses anteriores al Movimiento, había rectificado su conducta (meses que incluían aplaudir públicamente el asesinato de Calvo Sotelo, hecho que nadie más en el pueblo afirmó).
Los testimonios de sus alumnos hablan de un profesor cariñoso que, los jueves, como Eloy Serrano, los llevaba al campo. En esas excursiones capturaban cangrejos, devolviendo al río los más pequeños y llevándose los alumnos a casa los grandes para comer. También iban a gallineros y les enseñaba a no tocar a los polluelos para que no los rechazara la madre. José afirma que “Nunca pegaba. No como los de luego…”
Según su familia, Elicio preparaba muy concienzudamente las clases. Tenía una caligrafía excelente y preparaba las oposiciones para profesor de la Escuela Normal.
Como dato anecdótico, también planchaba sus camisas, hecho poco frecuente entonces. La implicación de los varones en las tareas del hogar era mal vista por parte de la población y hemos recogido numerosos testimonios de hombres, objetivo de la represión franquista, que realizaban tareas domésticas. Juan Ballano Pérez, exhumado en 2013 de la fosa de Barcones, acudía de noche, cuando no le veían, a lavar los pañales de sus hermanos por ejemplo.

Victoriano Tarancón Paredes era natural de Baraona y vivía en Perdiguera donde era maestro. En el expediente penitenciario de la cárcel de Almazán se recoge que era natural de Baraona (Soria). Vecino de Perdiguera (Zaragoza).Soltero. Hijo de P. Andrés y  Timotea. Con instrucción religiosa. Sin antecedentes. Detenido el 3 de agosto de 1936 con 26 años. Salida: Conducido (a práctica de diligencias) el 25 de agosto de 1936. Maestro Nacional. Autoridad a cuya disposición queda: Comandancia Militar de Soria.
En todos los expedientes quedan a disposición de la comandancia militar y son asesinados al ser conducidos a práctica de diligencias. Este es uno de los tres patrones habituales de asesinato de civiles en la represión en Soria. Cuando los “liberan” para asesinarlos, los maestros llevaban una media de casi 20 días encerrados.
El magisterio fue, con diferencia, uno de los sectores más castigados por los golpistas. Los mataron porque, para el fascismo, la educación del pueblo era y es la mayor amenaza que pueden tener.
En la II República empezaron a llamar al maestro para pedir consejo cuando, hasta entonces, siempre era el cura el consejero rural. Eran maestros jóvenes y la II República llevó a cabo un ambicioso plan de educación dando trabajo a miles de ellos. Eso significaba que las decisiones que se tomaban iban a orientarse de manera distinta a como tradicionalmente se tomaban, lo cual conllevaba una pérdida de control por parte de los sectores más conservadores.
Victoriano fue castigado con la separación definitiva y baja en el escalafón respectivo tras ser acusado de indiferencia en materia religiosa y propagandista del laicismo, ser simpatizante del Frente Popular y “haber inculcado en los niños ideas disolventes”.
Francisco Romero Carrasco era natural de Santa Marta (Badajoz) y vivía en Guadalajara donde era maestro de la Escuela Normal, antigua escuela de magisterio. Cuando fue asesinado contaba con 57 años. En el expediente penitenciario de la cárcel de Almazán se recoge que era natural Santa Marta (Badajoz). Vecino de Guadalajara. Casado con hijos. Hijo de P. José y Filomena. Sin antecedentes. Detenido el 20 de agosto de 1936 con 57 años. Salida: Conducido (conducido a prácticas de diligencias judiciales) el 25 de agosto de 1936. Profesor escuela normal Guadalajara.
Francisco era una auténtica eminencia, aun antes de la II República. Según recoge Carlos Hernández en su artículo para eldiario.es En busca del amigo de Antonio Machado y otros cuatro maestros asesinados por el franquismo “Francisco Romero Carrasco era ya un reconocido matemático mucho antes de la llegada de la II República. En 1919 creó, junto a Antonio Machado, la Universidad Popular de Segovia, un espacio de enseñanza con un claro objetivo: "Exponer elementalmente aquellas enseñanzas que puedan ser inmediatamente aprendidas y utilizadas por los obreros".
Ese deseo de acercar la cultura al pueblo forjó una intensa amistad entre Machado y Romero Carrasco, que compartieron pensión y también tertulia en el Casino de Segovia.”
En su honor, compuso Machado uno de los epitalamios más conocidos el Epitalamio para las bodas de Francisco Romero:

Porque leídas fueron
las palabras de Pablo,
y en este claro día
hay ciruelos en flor y almendros rosados
y torres con cigüeñas,
y es aprendiz de ruiseñor todo pájaro,
y porque son las bodas de Francisco Romero,
cantad conmigo: ¡Gaudeamus!
Ya el ceño de la turbia soltería
se borrará en dos frentes ¡fortunati ambo!
De hoy más sabréis, esposos,
cuánto la sed apaga el limpio jarro,
y cuánto lienzo cabe
dentro de un cofre, y cuántos
son minutos de paz, si el ahora vierte
su eternidad menuda grano a grano.
Fundación del querer vuestros amores
—nunca olvidéis la hipérbole del vándalo—
y un mundo cada día, pan moreno
sobre manteles blancos.
De hoy más la tierra sea
vega florida a vuestro doble paso.

“Romero fue director de las colonias de la Institución Libre de Enseñanza y había estudiado metodología de las Matemáticas en Francia, Bélgica y Suiza. Cuando se produjo la sublevación franquista acababa de obtener una beca, de la que nunca pudo disfrutar, para continuar su formación e investigación en Europa.” añadía en su artículo, Carlos Hernández.
De Martín Artola Morrás apenas tenemos datos. Solo los del expediente penitenciario que dicen de él que era natural de Ateca (Zaragoza). Vecino de Ateca. Casado. Hijo de P.(nada)  Sin antecedentes. Detenido el 14 de agosto de 1936 con 35 años. Salida: Conducido (por traslación) el 25 de agosto de 1936.
No aparece en el censo de Ateca de 1936 y probablemente se trate del mendigo al que hace referencia el libro La represión en Soria durante la guerra civil.  Dicho libro, realizado a partir de los testimonios recogidos hace 35 años, atestigua: “Al día siguiente de ser asesinados los vecinos de Berlanga [24 de agosto de 1936], fueron sacados de la cárcel de Almazán, cinco presos que, según los testimonios más solventes fueron: don Eloy Serrano, maestro de Cobertelada, un catedrático cuyo nombre no se recuerda, dos maestros más y un mendigo. Fueron fusilados, como si fuera una cacería, uno a uno, según corrían hacia arriba del paraje "los Tomillares", a la derecha de la carretera de Cobertelada a Villasayas, a unos 20 metros de la cuneta. Como este terreno era muy calizo, se les enterró en la "Riba la Mollero", muy próximo a "los Tomillares". El momento de los fusilamientos fue visto por labradores vecinos de Cobertelada, desde las eras cercanas a la carretera. Los crímenes se cometieron al anochecer y a la mañana siguiente fueron inhumados por vecinos de Cobertelada.”

Ubicación
La fosa común clandestina se encuentra a la vista junto a la carretera de Almazán a Barahona entre Cobertelada y Villasayas.

La búsqueda de los descendientes de Francisco Romero Carrasco
La ASRD continúa la búsqueda de los descendientes de Francisco Romero Carrasco. En ella participan historiadores, vecinos de Santa Marta (Badajoz), su localidad de origen y numerosos colaboradores.
Por el momento la ASRD has descubierto que una hermana de Francisco y sus hijos se trasladaron a Estados Unidos. La búsqueda se ha extendido hasta allí, escribiendo a los consulados y embajada y contactando con españoles que residen en el país norteamericano.
Se ha ampliado la información sobre María del Carmen García Arroyo. La mujer de Francisco era también profesora de la Escuela Normal y coincidieron en Ciudad Real y Guadalajara. También viajó por Europa para aumentar su formación. Escribió numerosos artículos, algunos de ellos junto a su marido, y el libro La enseñanza del idioma.
Romero y Arroyo lucharon por la creación de un orfanato y una escuela para huérfanos de profesores de Escuelas Normales.
Nació en Betanzos (A Coruña) el 13 de septiembre de 1888 y tuvo dos hijos con Francisco Romero.


La causa de Cobertelada
El 3 de noviembre de 2016 la juez suplente del Juzgado de Instrucción nº 1 de Almazán incoó diligencias por el asesinato de cinco maestros y otra persona más en el Término Municipal de Cobertelada.
La incoación de diligencias penales eran consecuencia de la denuncia que la ASRD interponía el pasado 31 de octubre en el juzgado adnamantino al descubrir una fosa que, según las investigaciones y testimonios, albergaría los cuerpos de las seis personas desaparecidas el 25 de agosto de 1936. En la elaboración de la denuncia participaron abogados de Rights International Spain y de la Asociación Pro Derechos Humanos coordinados por Recuerdo y Dignidad.
Concretamente la juez suplente ordenó librar sendos oficios a la Gerencia Territorial del Ministerio de Justicia y a la Guardia Civil de Almazán. En el primero solicitaba un experto en Antropología Forense y en el segundo de ellos que se tomaran “las medidas oportunas para la vigilancia y conservación de los restos encontrados, hasta tanto se pueda llevar a cabo diligencias de exhumación y levantamiento”.
Las investigaciones sobre las desapariciones comenzaron hace años, cuando un familiar del maestro de Cobertelada Eloy Serrano Forcén, de 22 años y natural de Rioseco de Soria, solicitaba a Recuerdo y Dignidad la investigación y localización del paradero y las circunstancias de su muerte. Tiempo después, otra familia reclamaba los restos del maestro de Ajamil (La Rioja) Hipólito Olmo Hernández de 42 años y vecino de Barahona. Gracias al trabajo de Recuerdo y Dignidad y a la colaboración de los vecinos, el jueves 27 de octubre una pala excavadora descubría la fosa donde supuestamente yacen los cuerpos de estos seis civiles asesinados dentro de la represión que acompañaba al golpe de estado fallido de 1936.
Pese al Auto de noviembre, el 13 de marzo de este 2017 se sobreseía la causa en Almazán. La decisión judicial era un varapalo para las familias y para la Asociación ya que, el Juzgado había llegado a emitir sendos oficios al Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses de Burgos y, al Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses de Madrid, solicitando un experto en antropología forense para llevar a cabo la exhumación de los restos mortales descubiertos. El INTCCFF llegó a contestar ofreciéndose a “realizar el estudio antropológico y, si se considera necesario, el estudio genético de dichos restos”. Así mismo se había ordenado a la Guardia Civil la vigilancia y conservación de la fosa hasta que se produjera la diligencia de “levantamiento y exhumación”.
Tras esos primeros inicios ordenando diligencias, el cambio radical de rumbo en la causa vino de la mano del informe de la Fiscal Jefe de Soria solicitando el sobreseimiento y archivo de las diligencias no obstante el ofrecimiento del Instituto de Toxicología de Madrid. En un primer momento la Fiscalía había interesado que la exhumación se produjera conforme a lo previsto en la Ley de Memoria Histórica y en el acuerdo del Consejo de Ministros respecto al procedimiento a seguir en las exhumaciones. Así pues, la solicitud de sobreseimiento de la Fiscal Jefe vino a dar al traste con el primer informe del fiscal adscrito al caso y desencadenó un cambio de criterio en el Juzgado que decidió dar marcha atrás en la línea seguida por el juzgado de Almazán anteriormente.
Tras el recurso interpuesto por la ASRD el pasado 29 de mayo, la Audiencia Provincial de Soria dictaba un Auto desestimando el recurso de apelación contra el Auto del Juzgado de Almazán que cerraba las posibilidades de obtener verdad, justicia y reparación para las seis personas asesinadas en Cobertelada en 1936.
Una vez más, la justicia volvía a dar la espalda a las víctimas con el plus de aflictividad de que se produce en un proceso que buscaba la exhumación de los restos mortales de sus familiares desaparecidos.
Al hilo de ello quizás no esté de más recordar que la Fiscalía se rige por criterios de jerarquía y que el Fiscal General del Estado, su máxima autoridad, es nombrado por el Gobierno, recayendo actualmente este honor en un conocido en los ámbitos de la memoria histórica: José Manuel Maza Martín quien, siendo magistrado de la sala segunda del tribunal Supremo emitió el voto particular contra la absolución del Juez Baltasar Garzón en el caso de los crímenes del franquismo.
Los argumentos para desestimar el recurso esgrimidos por la Audiencia Provincial eran conocidos por Recuerdo y Dignidad y el resto de organizaciones de derechos humanos que buscan justicia para las víctimas del franquismo. No hay sorpresas. Entre ellos se citan la sentencia del Tribunal Supremo del juicio contra el juez Baltasar Garzón  por abrir la causa sobre víctimas de la guerra civil y el franquismo, y el auto también del Tribunal Supremo sobre cuestión de competencia en este tipo de delitos, repitiendo punto por punto los argumentos en ambas resoluciones:
Que se tratan de asesinatos prescritos, que no pueden juzgarse retroactivamente los crímenes contra la humanidad, que los responsables serían centenarios, que se les aplicaría la Ley de Amnistía, que existe una Ley de Memoria Histórica…
Gran parte de esos argumentos ya se rebatían en la propia denuncia inicial aludiendo al carácter imprescriptible, inamnistiable e inindultable de los crímenes contra la humanidad. Crímenes, que en el caso de las víctimas del franquismo, se siguen cometiendo a día de hoy al no dar el Estado cuenta del paradero de las víctimas y continuar desaparecidos para sus familias. Además se apela, desde la hipótesis, a la edad de los posibles culpables, sin hacer investigación alguna y se consideran asesinatos (prescritos) la desaparición de decenas de miles de personas en las mismas condiciones.
Se apela además a la Ley de Memoria Histórica, cauce ineficaz, sin dotación presupuestaria, sin desarrollar y que viene siendo incumplida sistemáticamente. Y además, la ley no puede satisfacer las exigencias de justicia; quizás por ello, en su Disposición Adicional segunda habla de la compatibilidad de dicha Ley con “el ejercicio de las acciones y el acceso a los procedimientos judiciales ordinarios y extraordinarios establecidos en las leyes o en los tratados y convenios internacionales suscritos por España.”
Independientemente del debate legal, lo que es evidente es que las víctimas del fascismo español se encuentran ante un desamparo total por parte de todos los poderes e instituciones del Estado, siendo España el único país donde los familiares de los civiles desaparecidos, ayudados por asociaciones de voluntarios, tienen que averiguar el paradero de sus seres queridos, localizar sus restos mortales y exhumarlos para poder darles un entierro digno.
De nuevo la atención a las familias se da desde las asociaciones de Memoria Histórica.
En este caso Recuerdo y Dignidad, después de atender a las familias, recoger sus testimonios, investigar en archivos y pueblos, localizar el paradero de sus familiares desaparecidos, solicitar todos los permisos para la exhumación y  llevar a cabo las denuncias oportunas será quien organice y busque la financiación para poder exhumar los restos mortales descubiertos, identificarlos y darles un entierro digno donde deseen sus familiares.
Actualmente la causa de los maestros se haya recurrida al Tribunal Constitucional.