diumenge, 5 de novembre de 2017

Mujer y disidente: el doble estigma de de ser mujeres en el franquismo


http://www.farodevigo.es/portada-ourense/2017/11/05/mujer-disidente-doble-estigma-mujeres/1780247.html



Un trabajo coral del campus da voz a las víctimas y represaliadas gallegas

05.11.2017 | 04:00
Portada del libro editado por Sílex Universidad. // FdV
Fuero muchos los frentes en los que las mujeres gallegas participaron durante el golpe militar de 1936, en la Guerra Civil y en el franquismo, pese al acerado machismo de la época que las ninguneaba en el ámbito familiar y social, limitándolas al papel de mero apéndice del hombre y esposo, que era su tutor legal.
Pero no todas tejieron su historia de silencio al calor de las "lareiras". El libro "Nuevas perspectivas en el estudio de la mujer durante el franquismo", editada por Sílex Universidad, un grupo de ocho historiadores y historiadoras, encabezados por los profesores de la Universidad de Vigo en el campus de Ourense Julio Prada y Jesús de Juana, se sumerge en ese período para, a partir de nombres propios y historias concretas, hacer un recorrido y visibilizar la historia de las mujeres en el franquismo.
El resultado es "una obra conjunta que da buena muestra de las nuevas perspectivas investigadoras que sobre la mujer llevamos ya tiempo desarrollando en el seno del grupo de investigación HC1 de la Universidad de Vigo". De este modo, el libro, que se enmarca en el proyecto "A represión franquista sobre las mujeres. Galicia (1936-1953)", financiado por el Ministerio de Economía, recoge trabajos de investigación, además de Julio Prada y Jesús de Juana, de Domingo Rodríguez, Alejandro Rodríguez, Adrián Presas, María Jesús Requejo, Ana Cebreiros y María Concepción Álvarez.
El trabajo coral permite abordar aspectos como la represión sobre las mujeres en Galicia; las mujeres en las cárceles franquistas; la violencia sexuada sobre las mujeres en la retaguardia franquista; las mujeres en las redes de apoyo a la resistencia armada; el modelo conservador centrando el análisis en el semanario Ellas, y su adaptación al discurso político y social de la dictadura o las prostitutas legales y clandestinas en la Galicia de los años 30 y 40.
Según destacan Julio Prada y Jesús de Juana, las mujeres fueron castigadas en este periodo no solo por su implicación en actividades políticas o sociales de carácter izquierdista durante República o por participar en la resistencia al golpe militar de julio de 1936, sino por causas "ajenas, sin más pecado que lo de ser madres, hermanas, esposas o compañeras de hombres buscados por las autoridades por diferentes motivos y a los que proporcionaron refugio o protección en el seno de sus hogares", indican los investigadores.
Esa represión sobre las mujeres durante el franquismo que se recoge en el libro no se agota con las que fueron asesinadas o fallecieron en la penuria de las prisiones, sino que fueron "condenadas a la miseria y a la indigencia", indican, e incluso a la incautación de bienes "por el mero hecho de ser disidentes o familia de los lo que lo fueron. Los rapados de cabello y abusos sexuales eran los castigos más extendidos".
Víctimas con nombre
El exhaustivo trabajo aporta el cómputo de 32 mujeres condenadas en Galicia en el contexto de la resistencia al golpe (1936-1939); la de 53 mujeres condenadas en el contexto de auxilio a forajidos, y en el mismo periodo un aumento de mujeres detenidas por su actuación como enlaces, colaboradoras o familiares de los grupos guerrilleros.
Pero el libro aporta también casos y hechos concretos. Como el de Isabel Ríos, que participó en los primeros momentos de resistencia en A Coruña tras el golpe militar "alentadora" en la defensa de República. O el caso de Purificación Taboada, viuda de 34 años, madre de cinco hijos y con "alma de izquierdista" que una noche se despertó sobresaltada por unos golpes en la puerta y fue violada por tres hombres que se identificaron como guardias civiles. Cierra el libro un escrito "secreto" del párroco de Santa Eufemia, en Ourense, en la que pedía medidas contra Jacinta Regal (nombre ficticio) por ejercer la prostitución.